¿A que sabe la Luna?

15,00 

Hacía mucho tiempo que los animales deseaban averiguar a qué sabía la luna. ¿Sería dulce o salada? Tan solo querían probar un pedacito. Por las noches, miraban ansiosos hacia el cielo. Se estiraban e intentaban cogerla, alargando el cuello, las piernas y los brazos. ¿Quién no soñó alguna vez con darle un mordisco a la luna? Este fue precisamente el deseo de los animales de este cuento. Tan solo querían probar un pedacito pero, por más que se estiraban, no eran capaces de tocarla. Entonces, la tortuga tuvo una genial idea: ?Si te subes a mi espalda, tal vez lleguemos a la luna?, le dijo al elefante.

Hay personas que nos enseñan a ver con otros ojos, a leer con otras palabras. Con ellas aprendemos que, a veces, un sol puede ser una luna… Por primera vez, un cuento de autor adaptado al sistema de pictogramas para personas con necesidades de apoyo educativo.

Descripción

Hay personas que nos enseñan a ver con otros ojos, a leer con otras palabras. Con ellas aprendemos que, a veces, un sol puede ser una luna… Por primera vez, un cuento de autor adaptado al sistema de pictogramas para personas con necesidades de apoyo educativo.

Información adicional

Autor

Edad

, ,

Editorial

ISBN

9788492608843

Páginas

30

Tapa

Dura

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “¿A que sabe la Luna?”

contadores de paginas web